Facebook LinkedIn Google Plus

Flores de Bach

Captura de pantalla 2012-03-05 a las 16.34.11

Las Flores de Bach son 38 esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, miedos, soledad, angustia, estrés,ansiedad, depresión, baja autoestima, traumas, culpabilidad, incertidumbre, intolerancia, celos etc

Fueron descubiertas por el Dr. Eduard Bach,  entre los años 1926 y 1934.  El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas. Al no tratarse de medicamentos las flores pueden ser tomadas    por todos, incluso bebés, mujeres embarazadas, ancianos, etc.

Carecen de efectos secundarios y no hay posibilidad de sobredosificación.

“La salud, depende de la armonía con nuestras propias almas.”

“Tan sólo escucharlas, nuestras almas nos guiarán en cada circunstancia y en cada dificultad; la mente y el cuerpo, dirigidos por ella, pasarán por la vida irradiando felicidad y perfecta salud, tan libres de preocupaciones y responsabilidades como un niño pequeño.”

Son totalmente compatibles con cualquier tratamiento o terapia, tanto complementaria como de medicina convencional.

Flores Áureas                                                                                

Captura de pantalla 2018-10-16 a las 20.28.59

Las Flores del Alba tienen una acción extraordinariamente directa,  eficaz y múltiple dentro de lo que se considera terapéutica convencional.Actúan a través de armonizar “frecuencias maestras” de diversas “llaves” energéticas (Pineal, Pituitaria, etc.).

Las Flores del Alba pueden ser de una ayuda valiosísima, ya que posibilitan una mayor capacidad de sinceridad y tranquilidad internas, por su acción limitadora de la nutrición psico-celular.

Las Flores del Alba, como todas las esencias florales, gozan de las mismas “bondades” de facilidad de manejo y carencia de efectos fisiológicos. Igualmente, no sustituyen ninguna terapia médica convencional, sino que, en todo caso, pueden complementarla.